sábado, 10 de diciembre de 2016









Absenta

El humo de los coches entra por la ventana
Tú desnuda dormitas bañada en el silencio
Somos Adán y Eva en el jardín urbano
Mordiendo la manzana del árbol del Edén


Amanece despacio sobre tu piel de ninfa
La serpiente es botella de absenta en esta alfombra
Ayer nos devoramos como Dioses hambrientos
Siendo desconocidos el placer se amplifica


Oscilo entre largarme y volverme invisible
O abrazarme a tu talle mientras el tiempo cruje
El reloj del motel digitaliza el miedo
Y analógicamente decido renacer


Suso Mau

No hay comentarios:

Publicar un comentario