jueves, 8 de diciembre de 2016

  





Se evapora


He temblado al recordarte mientras creía olvidarte
Solo soy un pobre diablo engañándose a sí mismo
El corazón no razona, el corazón no obedece
Los latidos son campanas que doblan sobre mis noches

Tu ausencia es oscuridad
Tu recuerdo mi sustento
Tu sabor se me diluye
Entre lágrimas de odio

Nunca lo demostraré, mi coraza es el dolor
Donde yacen las heridas que infringiste en tu emboscada
Te amé desnudo y sincero, tú escondiste una traición
Hoy amanece en mi cama mientras tu olor se evapora.

 

Suso Mau

2 comentarios:

  1. Un poema estupendo, Suso. Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste, ese es el mejor premio para mí, muchas gracias amiga.

    ResponderEliminar